NEOPLASMAS

Aunque el intestino delgado comprende el 75% del largo total y más del 90% de la superficie mucosa del tracto intestinal, es una localización muy poco frecuente para desarrollar neoplasmas, con una incidencia de cerca del 2% de todos los tumores gastrointestinales.

Las manifestaciones clínicas de estos neoplasmas son usualmente inespecíficas y ocurren en etapas avanzadas de la afección. Esto también implica un desafío para el diagnóstico por parte del médico tratante. La edad más habitual de ocurrencia es entre los 60 y 70 años.

La mayoría de estos neoplasmas son histológicamente bien diferenciados y se encuentran con una frecuencia decreciente en el duodeno, yeyuno e ileon. Se ha observado un riesgo aumentado de padecer dichos neoplasmas en casos de antecedentes de familiares directos de enfermedades inflamatorias del colon, enfermedad de Crohn, y enfermedad celíaca. También hay datos que sugieren una secuencia adenoma-carcinoma como se observa en el cáncer colónico.